Entrada de blog por Mónica Parrilla - 18-07-2022


Oleada incendiaria: España se calienta, se seca y se quema

Este verano viene cargado de llamas y de noticias dramáticas. Ayer un bombero falleció en plena extinción del incendio de Losacio en Zamora. Justo ese día, un 17 de julio, pero hace 17 años, murieron 11 bomberos en el incendio Saelices (Guadalajara). Y hoy nos ha sacudido la noticia de la muerte de un pastor atrapado por el fuego, también en Zamora. Es desolador.

Imagen del incendio en Zamora tomada desde la localidad de Figueruela de Abajo.

Desde enero hasta el 3 de julio ha habido 5.379 incendios forestales (según fuentes de Protección Civil), de los cuales el 68% quedaron en conato, es decir, en menos de una hectárea porque los operativos, a pesar de las condiciones en las que trabajan, son muy efectivos. En ese periodo ardieron más de 70.000 hectáreas, lo que supone casi el doble de la media de la última década.

Pero los datos no se quedan ahí. Desde el 3 de julio tenemos que contabilizar 12 Grandes Incendios Forestales que han quemado más de 20.000 hectáreas y que se suman a otros 11 Grandes Incendios Forestales desde enero, lo que hacen un total de 23 en lo que va de año (la media de otros años ha sido de 22 GIF en todo el año). Esto se va a quedar corto seguro porque las cifras no dejan de aumentar. Y queda mucho verano por delante.

Miles de personas evacuadas, animales calcinados, esperanzas rotas y desolación absoluta. Eso es lo que traen las llamas. Están ardiendo nuestras joyas naturales como Las Hurdes, Monfragüe, Valle del Jerte, etc… Dicen que son nuestras joyas pero, ¿las estamos cuidando?

Las llamas visibilizan la crisis de nuestros bosques

Estos días se habla de cómo nos afectan las altas temperaturas. “El suelo arde”, se comenta (concretamente hasta los 60º) y se han confirmado muertes directas por olas de calor. Ese calor sofocante también afecta a nuestros bosques: se secan, son más inflamables y, por tanto, arden con más facilidad, independientemente de la causa. Y si a esto le sumamos una falta de gestión forestal que ha provocado un aumento de combustible por el abandono de las actividades humanas, tenemos un escenario en el que el fuego se alimenta descontroladamente y llega a urbanizaciones, pueblos y casas sin planes preventivos obligatorios. Son los ingredientes perfectos para el caos.

Los incendios están evolucionando por los cambios en un paisaje que acumula combustible y que además sufre los efectos del incremento de olas de calor y sequía prolongadas fruto del cambio climático. A esto se añade que la temporada de riesgo de incendios está aumentando como afirma la AEMET y otras muchas investigaciones como la última del CSIC que concluye que el número de días con riesgo extremo de incendios ha aumentado en todo el mundo y se ha duplicado en la cuenca mediterránea en los últimos 40 años.

Si los incendios son distintos, las soluciones tienen que ser distintas para evitar bombas explosivas de fuego que son imposibles de apagar. Como dice Marc Castellnou, Jefe de los GRAF (Grupo de Refuerzo de Actuaciones Forestales), “la época de la extinción ha terminado, es momento de la gestión de nuestros bosques”.

De poco sirven más aviones (que se necesitan, sí) si no gestionamos nuestros montes con dinero, con inversión y con menos palabrería. Bomberos y bomberas cuentan que echar agua en una situación como la de la imagen de este tuit es como echar un escupitajo al infierno.

Soluciones distintas a incendios distintos

La lucha contra los incendios forestales es una responsabilidad compartida entre los poderes públicos y la sociedad civil. La evolución de incendios a episodios de bombas de fuego requiere debates importantes en terreno como, entre otros muchos, las alternativas al uso cultural del fuego (cada vez hay menos días en que los se puede autorizar quemas) o la necesidad de que en Parques Nacionales u otros espacios con figuras de protección ambiental también tengan actuaciones para prevenir incendios forestales.

Es necesaria una reflexión colectiva, tanto de los poderes públicos, como de la ciudadanía, orientada a replantear el modelo de relación con los ecosistemas y abordar los síntomas en forma de llamas, de enfermedades mucho más graves y profundas: el cambio climático, la pérdida de ecosistemas (cambios de uso de suelo), el despoblamiento y el abandono rural. El mundo rural, nuestros pueblos y su actividad productiva constituyen la oportunidad para dinamizar los pueblos y que se prevenga el desastre. Más allá de discursos sobre el apoyo a la España vaciada, las prioridades deben concretarse en los presupuestos que se destinan. Vamos, en una palabra: dinerito. Si no se hace, lo que perderemos es incalculable.

Desde Greenpeace enviamos mucho ánimo y fuerza a todos los operativos de los incendios activos y a las personas afectadas por el fuego.

Demandas principales de Greenpeace

 

  1. La extinción exitosa no resuelve el problema. El 68% de los incendios se quedan en conato. Los grandes incendios forestales son responsables de la mayor parte de la superficie quemada. Es fundamental invertir en el sector primario y en la gestión forestal de nuestros montes.
  2. Urge priorizar recursos económicos para incentivar la economía rural de los pueblos, fomentando actividades que generen paisajes fragmentados (mosaico) que ayuden a reducir el riesgo de propagación de grandes incendios forestales.
  3. Cumplimiento de la normativa. Se necesitan planes preventivos en zonas de alto riesgo como marca la Ley de Montes. Esto no se está cumpliendo. Hay que dotar con recursos a los municipios.
  4. Cumplimiento de los planes de emergencia en zonas de alto riesgo. No se cumple la Directriz Básica de Protección Civil. Una vez más, hay que dotar con recursos a los municipios.
  5. Comunicación a la ciudadanía de los planes y exigencia de planes de autoprotección. 
  6. Invertir en crear comunidades organizadas y adaptadas que asuman el riesgo de incendio para prevenirlo y mitigarlo.
  7. La gestión urbanística no ha tenido ni tiene en cuenta el riesgo de incendio forestal. Existen urbanizaciones, viviendas e infraestructuras en zonas de alto riesgo que son indefendibles. Es necesario prohibir las urbanizaciones en estas zonas.
  8. Los servicios operativos no son infinitos ni omnipresentes y los incendios de alta intensidad suponen riesgos y peligros añadidos. Es urgente que los operativos de extinción tengan condiciones dignas de trabajo todo el año.
Mónica Parrilla - autor del blog.
Mónica Parrilla
Ingeniera Técnica Forestal por la Universidad de Valladolid. Máster en Gestión de Residuos (Instituto de Investigaciones Ecológicas). Diploma universitario como Experta en Igualdad por la UNED. Responsable de campañas del Área de Biodiversidad de Greenpeace España Twitter: @MonicaParrill
41 posts

¡ Comparte !


Comentarios

33 comentarios
Enrique 18/07/2022

O nos tomamos en serio la situación, limpiamos bosques, plantamos árboles, construimos con respeto al entorno, reducimos el consumo de plástico y energía no limipa, o esté mundo se volverá inhabitable mucho antes de lo que pensamos..los 1000 científicos del mundo sean de donde sean conciencian y fuerzan a los gobiernos a actuar en serio o la vida humana se acaba.

Responder
Greenpeace España 19/07/2022

Debemos tomar conciencia y actuar para aportar nuestro granito de arena a combatir el cambio climático. Podemos, debemos 💪

Gaskon 18/07/2022

Sin bosques NO HAY FUTURO. Sin ellos solo habrá desertización, escasez de agua, y destrucción de actividad económica. Ese proceso está ya en marcha en España, y con claros visos de descontrolarse irreversiblemente. Si no tomamos medidas ahora, lo pagaremos muy caro más adelante. Necesitamos un plan de choque de recuperación y gestión integral forestal, ya.

Responder
Greenpeace España 19/07/2022

Seguimos trabajando para entender la nueva radiografía de los megaincendios que cada vez afectan más a núcleos de población para proponer medidas que reduzcan y mitiguen sus impactos. Y mantenemos contacto con las BRIF y con la comunidad experta en la ecología del fuego.

Julio 18/07/2022

La gente toma conciencia en veranos como este (casi todos) "oh! hay fuego allí, allà, a ver si llueve, que mala suerte la de esa gente que pierde la casa, el campo, las ovejas, las gallinas..." No importa si eres joven o mayor como yo, ya en mis 67, mucha gente es incapaz de reflexionar si no le afecta directamente. En un símil hipotético en el que sucediera que: ... mientras andas por la calle y consultas tu móvil o haces fotos con tu Tablet, de golpe, comenzara a arder y tuvieras que soltarlo de las manos, "Oh sorpresa! .... y te dijeran "se trata del cambio climático", de que nuestro modo de consumo genera resíduos y envia calentamiento a la atmósfera, que hace perder capa de ozono y permite la entrada de rayos solares sin filtro, que calientan el suelo, queman, que hacen arder, árboles, bosques, ah! y tu tendrás que comprarte un móvil cada dos semanas a menos que hagas algo por el cambio climático.
Actuaría, sin duda, aunque me da tristeza decirlo.
Seamos más realistas, mis hijos son ya treinta añeros, pero creo que tanto ellos, como mis nietos van a sufrir estos episodios multiplicados por, no importa cuanto, será terrible.
Suframos un poco la calor en casa, no lo hacemos en la playa?, abrigémonos en invierno en lugar de aumentar la calefacción, algunos vamos a esquiar no?, no miremos el agua del grifo mientras cae, utilizémosla, nuestros recursos son finitos, y comienzan a ser escasos. La humanidad requiere un nuevo RESET, un comienzo donde el pensamiento no sea "disfrutar", o sí, pero con la conciencia de hacerlo por el bien común. Salud y fuerza para el cambio.

Responder
Greenpeace España 19/07/2022

¡Gracias Julio! Continuamos en la lucha

Cati 19/07/2022

Ojalá esta reflexión llegara más a los colegios. Creo Creo que desde la educación aún no se ha evolucionado en el concepto de que cuidar el medio ambiente no es solo reciclar.

Edita Olaizola 18/07/2022

Yo añadiría la demanda nº. 9: que además de las prestaciones diseñadas para ayudar a los ciudadanos a escapar de las llamas se diseñe una específica para hacer lo propio con los animales afectados por el incendio. Es muy poco ético contar con los animales para el lucro humano y/o "lucirlos" como ejemplo de biodiversidad y después olvidarlos a su horrible suerte por culpa de esos mismos humanos.

Responder
M Jose 18/07/2022

Pues si,los animales calcinados han sufrido mucho antes de morir , a veces no somos conscientes que mueren ofidios, coleopteros, nidos con pajarillos,ardillas, crias de ciervos , de zorros... que no pueden huir .. imagenes y situaciones lamentables ...nuestra biodiversidad son todos ellos , somos nosotros y somos todos juntos.

Greenpeace España 19/07/2022

😢

Juan José 21/07/2022

De este tema hay ya estudios. Los efectos sobre la fauna y la diversidad no son muy importantes. Se recolonizan muy rápidamente.

jorge 18/07/2022

en mi opinión, las autoridades deberían prohibir en verano el acceso libre a los montes ya que están ocurriendo desastres irreparables para el planeta y se tendrian que limpiar los bosques de tanta basura como cristales. Tambien concienciar a la población y educación como una asignatura mas en los colegios en el trabajo etc.etc, sanciones muy duras a los infractores de estos delitos y por supuesto la prevención porque prevenir es curar

Responder
Greenpeace España 19/07/2022

Desde Greenpeace, llevamos años trabajando en los incendios forestales, un tema complejo que no tienen una única solución, sino una combinación de diferentes aspectos a abordar. ¡Seguimos!

Antonio García Aviles 18/07/2022

Porqué en las zonas protegidas se prohíbe el pastoreo, cuando esto es un beneficio para el monte?

Responder
Carmen 18/07/2022

De acuerdo con Edita. El sufrimiento de los animales que habitan esos bosques quemados, ni se menciona. Mamíferos y aves que pierden su hábitat mientras huyen, sufriendo quemaduras o muriendo. Ni siquiera se hace nada por proteger a los animales de granja ni se menciona su sufrimiento.

Juan Carlos Otazu Pipaòn 18/07/2022

i DESCANSAD EN PAZ !

Responder
Greenpeace España 19/07/2022

😢

Juani 19/07/2022

El derecho a la reinserción deberia ser aprovechado, en vez de poner a las personas a limpiar calles y parques ( que ya para eso hay trabajadores/as de los ayuntamientos) y así ahorrarse sueldos.... Que los/las pongan a plantar árboles, creo que el ser humano es el mayor inconsciente e irresponsable egoísta y material que puede haber, no es tan difícil diferenciar el bien del mal, pero no !!!!! Primero a llenarse los bolsillos y vivir bien, sin preocuparse del mañana.

Responder
Greenpeace España 19/07/2022

😢

Lucía 19/07/2022

Sinceramente duele leer este tipo de cosas, pero duele aún más saber que el gobierno no toma acciones necesarias o le presta la suficiente atención a esto. Aún vuando sabemos que hay gente y animales muertos. Creo que una cosa que podemos hacer los ciudadanos y algo que podrían proponer desde Greenpeace es ir con agua a regar los bosques que se menatienen fuera de los fuegos. Así, podríamos evitar que también se vean afectados en el futuro. También claro, habría acciones de limpieza y plantar más arboles y otras plantas.

La naturaleza puede vivir sin nosotros, pero nosotros no podemos vivir sin ella. Creo que va siendo hora de que los políticos y empresas de todo el mundo se vayan metiendo esas palabras en la cabeza.

Un abrazo desde Galicia. Los admiro mucho Greenpeace <3

Responder
Greenpeace España 20/07/2022

¡Gracias Lucia por tus palabras! ¡Seguimos presionando!

Yolanda 19/07/2022

Vamos Humanidad Vamos!!!!!
Hemos de implicarnos en dejar una madre tierra cono se merece a nuestras próximas generaciones!!!!!

Responder
Greenpeace España 20/07/2022

💚

Gemma 20/07/2022

nos pasamos el ía hablando y quejándonos y yo me pregunto que hacemos todos par evitar esto, pues nada, nos llenamos las bocas de soy ecológico, reciclo, no como carne, pero no me molesto en cuando voy a monte en recoger lo que alguno como tu ha dejado alli, tenemos las prisiones llenas de personas que han cometido delitos diversos, a los cuales estamos alimentando emtre todos, pues señores saquemolos y que limpien los bosques y los mares, en lugar de ternerlos a la sopa boba y alimentándolos, en fin es mi humilde opinión, ya sé que seguramente no gustará pero es lo que yo pienso y creo que alguna persona que lo lea al igual está de acuerdo conmigo, gracias

Responder
Greenpeace España 21/07/2022

¡Gracias Gemma por dejarnos tu comentario!

Juan José 20/07/2022

Estamos en una ola de calor causada por una situación atmosférica conocida.
Esta perfectamente descrita en los manuales de Climatología de España.
Si se ha visto incrementada en alguno de sus valores por el Cambio Climático solo se podrá saber a posteriori, cuando se analicen los datos.

Responder
Juan José 20/07/2022

El problema en muchos pueblos es que ya no va a quedar gente que sepa manejar la vegetación.
Estás últimas décadas la presión administrativa ha sido muy intensa.
Ya casi no se hace nada, por miedo.
Ante la duda mejor no tocar nada.
Y nos hacemos mayores y no hay relevo.
Vivir del campo, en muchos lugares, es muy duro, poco rentable o directamente antieconómico.
Además de convertirte en ciudadano de tercera que tienes que demostrar lo que a la mayoría se le supone.

Responder
Greenpeace España 21/07/2022

Son necesarios ecosistemas forestales y paisajes más resilientes al fuego y a los escenarios del cambio climático.

jose manuel iglesias crespo 20/07/2022

hay negocio ? pues que arda troya , el interes matara la vida en la tierra ,creen que tener todo el dinero ,da patente de corso , cuan equivocados

Responder
Greenpeace España 21/07/2022

😢

Mª GRAZALEMA 21/07/2022

MIENTRAS LOS GOBIERNOS NO HAGAN NADA PARA MANTENER LIMPIOS LOS BOSQUES, ABANDONEN LA PRODUCTIVIDAD RURAL, SIGAN IGNORANDO A LOS PUEBLOS , PORQUE LES DAN MUY POCOS VOTOS, Y NUESTRA ECONOMIA SE BASE EN EL TURISMO, ESPAÑA SE CONVERTIRÁ EN UN DESIERTO. LA ALIMENTACION DEPENDERÁ DE FUERA, COMO EL RESTO DE LOS PRODUCTOS. LO QUE SIGNIFICA QUE IREMOS A LA POBREZA EXTREMA.

Responder
Juan José 22/07/2022

Exacto, nuestro futuro y los bienes públicos están en manos de especuladores.
Los gobiernos van cambiando pero el rumbo no.
Comparto tu opinión, dejar la supervivencia del medio rural en manos del turismo es un suicidio.

Greenpeace España 22/07/2022

Seguiremos presionando para que e haga el trabajo necesario. Gracias por tu comentario.

¡ Comparte !