Entrada de blog por Adrián Fernández Carrasco - 07-12-2021


Sr. Presidente: menos coches y más espacios verdes

Durante el confinamiento de 2020, una de las pocas lecciones positivas que aprendimos fue descubrir cómo mejoraron las ciudades cuando se reducía el tráfico. Seguro que recuerdas cómo el ruido de los coches dejó paso a sonidos más agradables, ¿verdad? También la contaminación registró mínimos históricos. Y cuando pudimos volver a salir, durante unos días había espacios abiertos en las calles para todas las personas.

En el Gobierno también notaron que faltaban coches en la calle. Por eso, una de las primeras medidas que aprobaron fue subvencionar la compra de automóviles, incluso diésel o gasolina. Todavía bajo el primer estado de alarma, con las UVIs colapsadas y millones de personas aún bajo el shock de la pandemia, la prioridad del Gobierno era que te comprases un coche nuevo, cuanto antes mejor. 

Sin embargo, una buena parte de esas subvenciones a la industria del motor se quedaron sin ejecutar por falta de demanda. El Ministerio de Industria y las marcas de coches lamentaron la escasez de ventas, pues dicen que ralentiza la transición ecológica del sector. Es cierto que los nuevos coches son menos contaminantes, pero eso no significa que la única solución sea vender muchos coches (casualmente, la opción que más beneficia a las marcas) y mucho menos que dediquemos dinero público al beneficio de las grandes compañías del motor.

 

Ciudades más verdes, ciudades más sanas

La sostenibilidad de las ciudades no puede limitarse a tener coches “un poco más limpios”. La manera en la que nuestras urbes funcionan no solo afecta al medioambiente, sino que también repercute en tu día a día. Además de la mala salud asociada a la contaminación, una ciudad mal diseñada supone que te falten servicios públicos cerca, que no tengas transporte público decente, ni acceso a una alimentación sostenible, a espacios públicos y verdes que mitiguen las altas temperaturas del verano… 

La solución a todos estos problemas pasa por replantear tanto las inversiones públicas como el diseño que hacemos en los espacios comunes: si queremos calles, plazas y parques diseñados para las personas, o solo para los automóviles. 2022 puede ser un año clave, porque casi 150 ayuntamientos tendrán que implantar nuevas Zonas de Bajas Emisiones (ZBE). Una oportunidad para pensar qué modelo de ciudad queremos construir.

Para implantar estas ZBE y reducir el tráfico en las calles, los ayuntamientos recibirán importantes partidas de los fondos de recuperación. El Ministerio de Transportes informó que destinarán más de 1.500 millones de euros para reducir la contaminación y el ruido, impulsar la movilidad activa o mejorar el transporte público.

Parece que los ayuntamientos van a trabajar por reducir el tráfico en las ciudades. Pero mientras, el Ministerio de Industria busca relanzar al sector del motor a través del PERTE de la Automoción. Este PERTE contempla casi 4.300 millones de euros de inversión pública para transformar la industria hacia modelos cero emisiones, pero en ningún caso plantea alternativas al uso del automóvil, sino todo lo contrario: cuantos más coches se fabriquen, mejor.

La disonancia dentro del Gobierno es total. Ministerios como Transportes o Transición Ecológica anuncian su intención de reducir el número de automóviles. Pero desde Industria dedican dinero público para comprar más coches. ¿En qué quedamos, señor Presidente?

 

Un Plan de espaldas a las entidades ecologistas

Desde Greenpeace vamos a seguir muy de cerca el destino final de todas estas inversiones. Y lo haremos pese a la falta de transparencia y participación con la que nos estamos encontrando. Sabemos que somos incómodos para los fabricantes de coches, pues se ha formado una “Mesa del Automóvil” (compuesta por el Ministerio de Industria, las CCAA, sindicatos y fabricantes) sin ninguna representación de organizaciones ambientales. 

También hace unos días supimos que la DGT había bloqueado la necesaria revisión de los distintivos ambientales -imprescindibles para el buen funcionamiento de las ZBE- sin dialogar con las entidades ecologistas. El Gobierno ignora así nuestra propuesta para corregir los defectos de unas etiquetas que califican como ECO el uso de gas o de “falsos híbridos”, consideran cero emisiones a coches con motor de combustión o ignoran las emisiones de CO2 entre sus criterios.

Las ciudades no deben ser espacios cementados que nos pongan en peligro con su aire contaminado, desigualdad, alienación, o falta de espacios verdes. Es necesario apostar por ciudades habitables, sostenibles y resilientes con mejor transporte público, más facilidades para la bici, energía renovable, acceso a alimentos producidos localmente y más espacios verdes.

 

¿Está el Plan España Puede alineado con un nuevo modelo de ciudad que busque reducir la omnipresencia del vehículo privado en las calles? ¿O está el Gobierno pensando en seguir incentivando la compra de coches?

30/11/2021. Madrid, Comunidad de Madrid, España.
Campaña publicitaria de Greenpeace en marquesinas, mupis y buses.
Esta campaña publicitaria coincide con la aprobación en el Congreso ( y su pase al Senado) de los presupuestos generales para 2022 que deberán concretar gran parte de la ejecución de dichos fondos europeos. Y a las puertas de la presentación del PERTE del sector Agroalimentario por parte del Ministro Planas.
©Greenpeace/Mario Gómez
©Greenpeace Handout/Mario Gomez – No sales – No Archives – Editorial Use Only – Free use only for 14 days after release. Photo provided by GREENPEACE, distributed handout photo to be used only to illustrate news reporting or commentary on the facts or events depicted in this image.

 

Adrián Fernández Carrasco - autor del blog.
Adrián Fernández Carrasco
Ingeniero de Obras Públicas, especializado en Transporte, y Máster en Movilidad y Seguridad Vial por la Universidad Politécnica de Madrid. Responsable de la campaña de Movilidad en Greenpeace España. Twitter: @adri_fc
45 posts

¡ Comparte !


Comentarios

2 comentarios
Juan Carlos Otazu Pipaòn 04/01/2022

Cierto es que las personas vamos quedando cada vez más relegadas por todo tipo de artilugios , hemos pasado de creer conseguir mejoras , a vernos desplazados por estos mecanismos , así Sr Presidente por inverosímil que le parezca podemos prescindir de cosas , o hacerlas inofensivas para el ser humano , a Usted le corresponde entrar en acción , o en inanición en este asunto , a día de hoy la balanza es favorable a tanto y tanto vehículo , estoy por comprobar si desde su presidencia podrá desnivelar la balanza en favor de las personas , gracias .

Responder
Greenpeace España 21/02/2022

¡Gracias, siempre, por tus palabras! 💚

¡ Comparte !