Entrada de blog por Adrián Fernández Carrasco - 10-09-2021


Y ahora ¿qué pasa con Madrid Central?

El futuro de Madrid Central está en juego. Si prosperan los planes del Ayuntamiento de Almeida, la Zona de Bajas Emisiones de Madrid podría sufrir cambios… ¡hasta cambiar de nombre! Y todo envuelto en una polémica con sentencias judiciales, nuevas normas y concejales tránsfugas que dificulta entender lo que pasa.

Pero, ¿está vigente Madrid Central o no? ¿Qué coches podrán acceder? Si vives en Madrid quizás te estés haciendo estas preguntas. Y si no, también te interesa seguir leyendo porque más de 150 ciudades tendrán su Zona de Bajas Emisiones a lo largo de 2022.

Dos años desmontando Madrid Central

Tras llegar a la alcaldía bajo la promesa de acabar con Madrid Central, Martínez-Almeida ha intentado en varias ocasiones rebajar los criterios para permitir más coches en la ciudad. Una obsesión que le sigue acompañando en el ecuador de su mandato.

Primero lo intentaron “a las bravas”. En junio de 2019, un mes después de las elecciones, el gobierno local aprobó una moratoria de multas que en la práctica dejaba sin efecto Madrid Central. Tras una enorme manifestación, acciones en la calle y una reunión con el alcalde, cuatro días después un juzgado paralizó la moratoria de forma cautelarísima. Los tribunales acabaron dando la razón a Greenpeace y Ecologistas en Acción al declarar ilegal la moratoria del Ayuntamiento de Madrid.

Agotada la vía rápida para revertir Madrid Central, comenzó la vía lenta: cambiar la Ordenanza de Movilidad.

Tras el revés judicial con la moratoria, Almeida presentó Madrid 360, un “Plan B” elaborado en apenas dos meses para cumplir con los objetivos de calidad del aire. Pese a que se vendió como algo revolucionario, cuando analizamos en detalle la estrategia vemos que ¡era peor que el “Plan A” vigente! Plagada de recortes, permisos para más coches y medidas como los macroparking que, finalmente, no se han llevado a cabo por el rechazo vecinal.

A día de hoy, dos años después, Madrid 360 todavía no cuenta con el visto bueno de la Comisión Europea y muchas medidas anunciadas bajo esa marca no estaban contempladas en la estrategia inicial. Porque cualquier cosa puede ser Madrid 360, sea sostenible o no: desde ampliar una autopista, asfaltar calles peatonales o implantar un carril-moto.

Un defecto de forma como excusa

Para añadir más ingredientes a esta historia propia de Dickens, apareció el “Almeida del pasado”. Por un recurso interpuesto por el propio PP cuando estaba en la oposición, un juzgado detectó un defecto en la formalización de la Ordenanza que regulaba Madrid Central. En concreto, el juez declaraba que como se habían tenido en cuenta muchas alegaciones, era preciso volver a sacar el documento a información pública una segunda vez.

Este inconveniente podría haberse solventado si el Ayuntamiento hubiera corregido el defecto de forma. Pero en lugar de eso se aprovechó la ocasión para sacar adelante una nueva Ordenanza de Movilidad, donde ya no derogaban Madrid Central pero sí se rebajaban muchos puntos. Por ejemplo:

  • 45.000 nuevos permisos al equiparar a los comerciantes como si fueran residentes
  • Ampliar el horario de acceso a todas las motos
  • Una moratoria a las furgonetas con distintivo B (amarillo)
  • Incentiva acudir en coche al colegio, con permisos definitivos y plazas “de alta rotación” junto a los centros escolares

No todos los cambios en la Ordenanza de Movilidad son regresivos. Medidas como la progresiva expulsión de los coches sin etiqueta adelantan la prohibición fijada para 2025. También se abre la puerta a incluir nuevas zonas de bajas emisiones en los barrios, aunque la de Plaza Elíptica parece más pensada para evitar el medidor de contaminación que hay en la plaza que para mejorar la calidad del aire en el distrito.

Madrid Central seguirá, porque la ley así lo dice

Aun así, la sensación es que la nueva Ordenanza modificará unas normas que, casualmente, permiten más facilidades al coche y más dificultades para la bicicleta. No lo decimos nosotros: así lo reconoce la propia Comunidad de Madrid en sus informes, y hasta el Defensor del Pueblo se ha manifestado en este sentido.

El borrador ha despertado una oleada de críticas: a pesar de ser agosto se han recibido más de 7.000 alegaciones (7 veces más que en la anterior Ordenanza) y se han respondido en apenas un mes, rechazándose el 95% de las mismas.

En el Pleno tampoco ha despertado un consenso político. Para lograr su aprobación, Almeida contará con el apoyo de cuatro concejales “tránsfugas” de la etapa de Carmena que votarán a favor de la Ordenanza a cambio de contar con un grupo municipal propio.

La obsesión por borrar Madrid Central llega al extremo de cambiarle el nombre por el “muy reconocible” de ZBEDEPDC (Zona de Bajas Emisiones De Especial Protección Distrito Centro). Cambiar las señales costará 185.000 €.

Pero por más que le intenten borrar el nombre, Madrid Central se queda.

Se queda porque alcaldes y alcaldesas de toda Europa siguen avanzando para hacer ciudades más sostenibles y con menos tráfico. Y se queda porque la Ley de Cambio Climático, a pesar de sus carencias y su falta de ambición, obliga a que ciudades como Madrid cuenten con Zonas de Bajas Emisiones y no se puedan revertir.

Las Zonas de Bajas Emisiones son una realidad en Madrid, en Barcelona y muy pronto en más de 150 pueblos y ciudades que deben cumplir con la Ley de Cambio Climático. Pero ojo: necesitamos unos criterios firmes para que ningún alcalde nos haga retroceder a un pasado con más coches y más contaminación.

01/07/2019. Activistas de Greenpeace bloquearon el acceso a Madrid Central desde la calle Alcalá para reclamar al Ayuntamiento de Madrid que no rebajase una medida que ha demostrado su eficacia.
©Greenpeace/Mario Gómez

 

Adrián Fernández Carrasco - autor del blog.
Adrián Fernández Carrasco
Ingeniero de Obras Públicas, especializado en Transporte, y Máster en Movilidad y Seguridad Vial por la Universidad Politécnica de Madrid. Responsable de la campaña de Movilidad en Greenpeace España. Twitter: @adri_fc
40 posts

¡ Comparte !


Comentarios

9 comentarios
JAVIER AGUILAR DOMENJO 10/09/2021

Gracias Adrian por informarnos sobre este asunto que no conocía tan a fondo, Como siempre vemos a la derecha poniendo trabas a las mejoras ecológicas y luchando en contra, a ver si un día entienden que a ellos también les afecta y ni toda la corrupción de su partido ni su dinero pueden comprar a salud de los ciudadanos y del planeta

Responder
Greenpeace España 10/09/2021

¡Gracias Javier!

MARIA ANTONIA GUZMAN CERRADA 10/09/2021

Soy vecina de Madrid, y os apoyo en vuestra reivindicación, que es la mía, todo sea dicho de paso. No podemos permitir que Madrid se convierta en una ciudad contaminante y contaminada. Amigos, fuerza para resistir !!

Responder
Greenpeace España 10/09/2021

¡Gracias María Antonia! ¡Seguimos! 💪

Paco 10/09/2021

Los Vehículos sin etiqueta ambiental de la DGT que no paguen el IVTM en Madrid, entre 2022 y 2024 tendrán restringido el acceso a determinadas zonas de Madrid. Desde enero de 2025 TODOS los vehículos sin etiqueta ambiental tendrán prohibida la circulación en TODO el término municipal. Muchos de sus propietarios no pueden comprar otro vehículo.
El transporte público no llega a los poligonos de noche, ni les sirve a los visitadores comerciales ni a muchisimos otros colectivos que necesitan un vehiculo propio para tener un minimo de calidad de vida y no pasar 3 horas o más en el transporte público.

Solo con los turismos sin pegatina de la DGT del municipio de Madrid hay 315.000 automóviles afectados, en toda la CAM 770.000, y eso sin contar motocicletas (estimadas en 80.800) y otros vehículos. Esos perjudicados no le importan al Ayto. ni a Más Madrid ni a los ecologistas

miclasico.com/actualidad/ordenanza-de-movilidad-sostenible-de-madrid

Responder
Magdalena 10/09/2021

2022 todo el mal que han echo y estén haciendo o vayan a hacer,lo pagarán, están avisados desde hace más de 40 años,ya tenemos el cambio climático y ahora matando naturaleza vegetal han provocado mala salud, enfermedades,falta de oxígeno, comida, bebida, más probreza, más miseria,muertes, quienes han y están provocando este mal,son transtornados psicologicos y deberían obligarles a cesar de sus cargos,por todos los delitos que han echo,fraude, fomentar epidemas, pandemias, catástrofes naturales, extorsión,robos,estafas,asesinatos, malversación de fondos públicos,provocar el cambio climático,abrir la capa de ozono, delitos muy graves contra la salud pública, contaminación, alzamiento ilegal de bienes, maltratos y torturas contra los que se manifiestan legalmente a favor de todos,amenazas,etc...

Responder
joan ignasi 10/09/2021

em madrid ciudad y en la comunidad los madrileños tienen lo que han querido lo que han votado si de verdad si de verdad los resultados son reales y no manipulados madrid es una ciudad anarquica no mentalizada para el cambio climatico no se recicla solo hay que mirar los contenedores amarrillos naranjas y marrón toda la basarura revuelta sobre todo los comercios , tiendas colmados bares la mayoria se compraro el coche de gasoill por que es mas barato que la gasolina no cojen el transporte publico ya se decia en los años 80 90 cojian el coche para ir alpor el pan y el periodico los domingos y sigue igual o peor es una ciudad ingobernable durante 30 años de a mano pepera el anterior gobierno municipal de ahora madrid empezó a gobernar bien en todos los conceptos pero los concejales de ahora mas madrid jodieron los buenos principios de la pasada legislatura encabezada por Rita Maestre

Responder
Gonzalo Camarero Santamaría 11/09/2021

Valoro muchísimo vuestra labor, pero creo que no consideráis lo suficiente que muchas de las calles a las que el Ayuntamiento llama estructurantes no lo son, corresponden a tiempos históricos en los que los vehículos eran otros, no están preparadas para soportar el tráfico que tienen, son estrechas y los contaminantes se disipan mal, el tráfico produce vibraciones en sus edificios.

Responder
Bernabé Perez 13/09/2021

¿de verdad creeis que por desviar los coches que pasaban por el subterraneo de plaza eliptica por calles mas lejanas se mejora la contaminacion? los coches irçan a 30 en lugar de a 50, contaminando el doble

Responder

¡ Comparte !