¿Si se puede ampliar una central se entiende que es segura?

No, la energía nuclear es intrínsecamente insegura. Tal y como demuestra, entre otras cosas, la existencia de organismos que vigilan su seguridad (reguladores nucleares), y que nunca han podido, ni podrán, establecer un nivel de riesgo cero a pesar del aumento del conocimiento. Este aumento de conocimiento en seguridad ocasiona un aumento del coste de la energía nuclear.

La decisión de ampliar la vida útil de los viejos reactores depende de razones de índole económica y política, ya que los antiguos reactores ya han amortizado sus costes de capital, lo que les permite funcionar de manera relativamente barata. Sin embargo, las mejoras requeridas para alcanzar una actualización de su nivel de seguridad homólogo a las de los nuevos reactores (mejor tecnología disponible) haría que no fueran competitivos en el mercado eléctrico.

Si se amplía la vida de una nuclear es porque es rentable y, además, cumple con el regulador, esto no es sinónimo de seguridad como decía. Ambos conceptos son dependientes, a mayores requisitos de seguridad menor rentabilidad. Existen muchos ejemplos, como el caso de Oyster Creek en EE.UU. que anunció el cierre anticipado o el caso de Garoña que motivó su cierre por razones económicas.