Este 2019 fue un año complicado para la biodiversidad de nuestro planeta; la sequía, las temperaturas cada vez más altas y la mala gestión medioambiental
de gobiernos y empresas, desembocaron en la proliferación de desastres medioambientales tanto nacionales (desastre en el Mar Menor), como internacionales (incendios en el Amazonas, Siberia, Australia...).

Pero también fue un año con grandes movilizaciones por el cambio climático y la biodiversidad.

Por nuestra parte, de esta crisis de biodiversidad que afronta el planeta, centramos los esfuerzos a escala internacional en los grandes incendios y la protección de los océanos. Mientras que a nivel nacional, enfocamos el trabajo en la gestión forestal, costera y del agua, que fueron los vectores utilizados para escenificar cómo la crisis de biodiversidad y la emergencia climática van inexcusablemente unidas.

Greenpeace

Bosques

En 2019, los incendios forestales fueron la evidencia más visual de la emergencia climática, 14 incendios se llevaron un 41% de superficie forestal, además de contribuir a la pérdida de biodiversidad. La relación de los incendios con el cambio climático o el consumo de alimentos como la soja o la carne industrial, quedó patente en nuestras actuaciones.

En febrero reclamamos a la Xunta de Galicia la inacción ante la entrada de madera ilegal y presionamos a la Autoridad Competente de la misma Comunidad Autónoma, para que contestara las reclamaciones presentadas durante 2018.

En este mismo año conseguimos que nuestras demandas medioambientales se recogieran en el Plan de Acción de la UE contra la Deforestación (trasladada su aprobación  a 2020).

Con respecto a la relación de la destrucción de bosques con la producción insostenible de alimentos, en Greenpeace España elaboramos el informe “Enganchados a la carne”, en el que alertamos del peligro de la producción extensiva de soja, para la posterior producción de carne. También pedimos la protección de los bosques en el Amazonas y en Indonesia, con acciones como SOS. PLANETA EN LLAMAS”.

A nivel internacional seguimos denunciando la relación entre un modelo alimentario insostenible, basado en la demanda de soja para piensos y ganadería industrial y la deforestación. En el informe Quemando La Casa, vinculamos a grandes empresas como Unilever, Mondelez, Nestlé y Procter & Gamble, con los casi 10.000 incendios producidos este año en Indonesia.

Costas

En años anteriores ya denunciamos la mala situación de nuestras costas y la ineficiente gestión del agua. Y en este 2019 se evidenció la destrucción sistemática de los ecosistemas prioritarios de la cuenca Mediterránea, cómo lo acontecido en el Mar Menor, que supuso una reacción ciudadana sin precedentes, en octubre 55000 personas se manifestaban en Cartagena exigiendo soluciones.

Por otra parte, en junio evaluamos el estado de 59.000 hectáreas de ecosistemas costeros destacando las 10 playas más amenazadas y lo presentamos al Congreso de los Diputados. Conseguimos con ello que algunas administraciones tomarán en consideración el valor natural de las propuestas presentadas. Datos contundentes recogidos en nuestro informe “A toda costa 2019.

⚠️ Denunciamos que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir no ha establecido restricciones para la agricultura de regadío, responsable del consumo del 87% del agua en Andalucía. Ahora más del 60% de la cuenca se encuentra en una situación de prealerta por escasez. Gestión responsable del agua YA 👉 http://bit.ly/2JSxoZW

Posted by Greenpeace España on Sunday, March 31, 2019

Aguas

Según pudimos comprobar desde Greenpeace, la mala gestión del agua se ha traducido en la pérdida de un 45% del agua embalsada. Por ello, en marzo desplegamos una pancarta de 1.500 metros cuadrados en tierras cercanas al Guadalquivir con el lema Sequía=mala gestión planteando al gobierno de Andalucía una serie de medidas para mejorar la gestión del Guadalquivir. También realizamos un trabajo de investigación y denuncia para conseguir el cierre de pozos ilegales, El robo del agua, impunidad más allá de los pozos ilegales, en la que pusimos de manifiesto el daño al patrimonio natural que está causando el robo del agua mediante estos pozos.

oceanos almeria

Océanos

El año 2019 nos dejó buenas noticias con respecto a los océanos, ya que el “Tratado de los Océanos” que protegerá el 30% de las aguas internacionales, tomó gran fuerza y se espera su aprobación para 2021.

2019 nos dejó también la expedición más ambiciosa que Greenpeace ha realizado en su historia. Un viaje de polo a polo de casi un año de duración, desde el Ártico hasta la Antártida, para documentar y subrayar las numerosas amenazas que enfrentan los océanos y exigir la aprobación del Tratado Global de los Océanos en Naciones Unidas. Para ello, contamos además con el apoyo del actor Javier Bardem que llevó el mensaje de Greenpeace a las negociaciones en la ONU de lo que se ha llamado el “Acuerdo de París de los océanos”.

En ese mismo mes y dentro de la exitosa narrativa de la valía de los océanos iniciada con el Ártico y la Antártida, comenzamos una importante campaña: #ProtegeLosOcéanos, realizando un cortometraje en el mar de Sargazos, con el actor Pedro Alonso y el bailarín Isaac Hernández, así como diversas actividad de movilización ciudadana y comunicación pública en torno al Día de los océanos, para protestar por su desprotección.

En el verano de 2019, publicamos el informe In Deep Water (En aguas profundas) denunciando diferentes políticas tales como la minería de profundidad y su impacto en el cambio climático, que presentamos durante la COP25 de Madrid.