Entrada de blog por Luís Ferreirim - 15-01-2021


¿Y si nos quedamos sin abastecimiento de alimentos en la ciudad?

Carreteras cerradas. Trenes parados. Aeropuertos paralizados. Baldas de las tiendas de alimentos vacías. Cultivos soterrados en nieve. Naves e invernaderos destrozados. ¿Cuántos días podríamos subsistir en una ciudad como Madrid, Zaragoza, Toledo, Segovia u otras sin abastecimiento de alimentos? ¿Para cuántos días dan los stocks de las tiendas? ¿De tu despensa?

Filomena nos vuelve a poner en nuestro lugar. Somos demasiado pequeños y estamos muy mal preparados para fenómenos meteorológicos extremos. Lo peor es que si no actuamos con contundencia y rapidez ante la emergencia climática este tipo de fenómenos van a ser más frecuentes y severos. De ello nos viene alertando la ciencia desde hace muchos años, tantos que desde Greenpeace ya casi no nos acordamos (el primer informe del Panel Intergubernamental de personas expertas en Cambio Climático es de 1990). Y, está en nuestras manos impedirlo.

Estos días volvemos a ver como la alimentación es un sector estratégico y como la apertura de los accesos a Mercamadrid, por ejemplo, hicieron que muchas personas resoplasen de alivio. ¿Nos podemos imaginar una ciudad sin abastecimiento de alimentos? Los cortes de agua, de electricidad son difíciles de llevar, desiguales y no nos son ajenos… pero de ¿alimentos? Eso parecía que no iba a pasar nunca. ¡Si somos la huerta de Europa! Sin duda la situación actual nos invita a una profunda reflexión. No es sólo por una cuestión de bloqueo en los accesos o cualquier otro tipo de situación que pudiera impedir la distribución eficaz de los alimentos. Es también por la propia producción de los alimentos.

El sector agrícola aglutina tres aspectos decisivos: es el sector con mayor impacto ambiental, es de los que más se verán afectados por las consecuencias del cambio climático y de una pérdida de biodiversidad, como el declive de los polinizadores, y es también parte de la solución. La agroecología da respuesta a todos estos elementos y posiciona al sector agrícola en una posición privilegiada. La agroecología trabaja con la naturaleza, no en su contra.

13/01/2021. Velilla de San Antonio, Madrid, España. ©Pablo Blázquez

Filomena deja patente la vulnerabilidad de la producción agrícola, pero muestra también que cuanto más diversificada, más resiliente. Más resiliente la agricultura, más resilientes las personas productoras. Los pequeños productores y productoras, con redes muy concretas de distribución de sus productos, se ven especialmente afectadas por este tipo de fenómenos. Ya lo vimos con la pandemia. Pero, por otro lado, tienen más margen de maniobra, son más creativos, son libres. Sí, la agroecología también es libertad.

Filomena nos muestra también la enorme importancia de relocalizar la producción agrícola, de fomentar la agricultura urbana y periurbana y, muy importante, de la creación de centros logísticos que den soporte a la pequeña producción alimentaria y a las comunidades rurales. También de desarrollar más lo que se denomina como los canales cortos de comercialización.

La ciudad debe reconciliarse con el campo. Reconocer su valor, tanto en la conservación de la biodiversidad cómo como tabla salvavidas ante la crisis climática y darle la debida importancia y protagonismo. No podemos seguir alimentando un modelo productivo y consumista que destruye las bases del sector alimentario, hipoteca su futuro y el de todos los seres vivos. Es urgente abandonar la producción industrial de alimentos y abrazar a la agroecología.

La ciencia nos urge a actuar en todos los sectores para reducir el calentamiento global pero el sector agrícola está casi ausente en todas las políticas climáticas, tanto estatales como internacionales. Filomena nos vuelve a recordar que la alimentación es un sector estratégico y, para su propio bien, el nuestro y el de todas las especies con quienes compartimos casa, es fundamental un cambio de modelo.

 

Luís Ferreirim - autor del blog.
Luís Ferreirim
Licenciado en Filosofía por la Universidade Nova de Lisboa. Post-grado en Filosofía de la Naturaleza y del Medio Ambiente por la Universidade de Lisboa. Responsable de la Campaña de Agricultura en Greenpeace España. Twitter: @LFerreirim
53 posts

¡ Comparte !


Comentarios

13 comentarios
Juan Fermin La Fe Velasquez 15/01/2021

Es importante que el estado ylos ciudadanos de los paises del mundo tomen conciencia de las consecuencias del cambio climatico.

Responder
Greenpeace España 21/01/2021

💪

JUAN ANTONIO SORIANO LOPEZ 15/01/2021

Me llama poderosamente la atención nuestra vulnerabilidad ante fenómenos como el vivido estos días y otros que seguramente vendrán, pero mucho más nuestra incapacidad para reaccionar y cambiar casi nada de esta absurda y destructiva forma de vida.

Responder
Greenpeace España 21/01/2021

Exacto; incapacidad para reaccionar y tomar acciones cuando estamos avisados de sobra de lo que nos aguarda en un futuro próximo.

Daniela 15/01/2021

Hola, la mayoría de la gente quiere vivir en la ciudad para tenerlo todo a mano y al momento. La mayoría no valora el trabajo del campo. También que tengan 1 congelador....

Responder
Enrico Verri Frassi 15/01/2021

Todos se dan cuenta de lo que está ocurriendo y nadie hace absolutamente nada para evitarlo... la única forma de conseguirlo es presentarse a las elecciones y conseguír la mayoría absoluta, formando un partido de: abogados, médicos, científicos, economistas, profesores, y toda esa gente normal implicada con el medioambiente y sin ninguna presión política.
Estamos en el siglo XXI y necesitamos una política moderna, que tenga de base una Eco Logica Aplastante.
Contar conmigo.

Responder
Greenpeace España 21/01/2021

💪

Emilio 15/01/2021

Creo que tengo que recordar una vez más que nuestros alimentos son productos de la Madre Tierra y sus derivados.
Que si dañamos la Madre Naturaleza nosotros mismos estamos eligiendo nuestro destino.Con la rotura de acuerdos y pactos alargando demasiado su cumplimiento para dar cancha. Los Gobiernos no están actuando adecuadamente e irremediablemente el tiempo si no actuamos de inmediato se nos empieza a agotar.
Vamos hacia una autodestrucción encaminados que se podría remediar si nos concienciamos y hacemos participes en éste gran desastre ecológico tanto Gobiernos como Ciudadanía.
Gracias un cordial saludo

Responder
Greenpeace España 21/01/2021

Gracias Emilio

JAVIER AGUILAR DOMENJO 18/01/2021

completamente de acuerdo, tenemos que prepararnos para estos desequilibrios climáticos provocados por la mano del hombre y eliminar nuestro consumo de derivados del petróleo y hacer nuestra agricultura mas ecológica diversificada y resiliente

Responder
Greenpeace España 21/01/2021

¡Exacto Javier! 💪

Juan Carlos Otazu Pipaòn 18/01/2021

La alimentación en sus diferentes facetas veganas , vegetarianas , o omnivoras , pueden verse afectadas por múltiples factores que hagan limitar su consumo , el cambio climático en sus ir utilizando constantes manifestaciones nos va poniendo la vida más cruda , esto nos va a enseñar a cooperar en la busqueda de soluciones , ó a poner en peligro nuestra especie más otras más .

Responder
Greenpeace España 09/02/2021

Gracias Juan Carlos

¡ Comparte !