Entrada de blog por Adrián Fernández Carrasco - 09-03-2021


Un año de teletrabajo: así reducimos las emisiones de CO2

Un día como hoy, hace un año, la preocupación por la pandemia de la COVID-19 entró de lleno en nuestras rutinas diarias. Justo antes del estado de alarma y coincidiendo con la suspensión de las clases presenciales, las oficinas dejaron paso al teletrabajo en muchas organizaciones, también en Greenpeace. Una medida inédita hasta el momento. El trabajo desde casa, hasta entonces minoritario, se extendió ampliamente al ser la única forma de mantener la actividad durante el primer semestre de 2020. Y al mismo tiempo, las carreteras se vaciaron y las emisiones contaminantes registraron mínimos históricos.

Un año después, el teletrabajo se ha consolidado en una amplia parte de la clase trabajadora. Pero ¿hasta qué punto el teletrabajo puede contribuir a reducir las emisiones de CO₂? Desde Greenpeace hemos querido responder a esta pregunta en nuestro último informe, donde analizamos el impacto que supondría añadir uno o dos días más a la semana trabajando desde casa.

Sabemos que el transporte es el sector que más contribuye a las emisiones de CO₂ en España y también es el principal responsable de la mala calidad del aire en las dos grandes áreas metropolitanas: Madrid y Barcelona. Por eso nos hemos centrado en ellas para calcular el impacto que supondría reducir los viajes a la oficina si trabajamos más días desde casa.

  1. Calculamos quién podría teletrabajar y no lo hace aún. Apenas un tercio de los empleos permite ser desempeñado a distancia, pero hay muchísimos sectores que son presenciales: sanidad, limpieza, comercios, cuidados o transporte, entre otros.
  2. Analizamos cómo son los viajes al trabajo, cuántos kilómetros se recorren y en qué medio de transporte, en función de la ubicación geográfica. En estos viajes se usa más el coche, sobre todo cuanto más alejados estemos de la ciudad.
  3. Estimamos la huella de carbono de estos viajes, según el medio de transporte utilizado. Ir en coche es mucho más contaminante que hacerlo en tren, mientras que en los viajes al trabajo andando o en bici las emisiones son cero.
  4. Evaluamos el ahorro en emisiones si se teletrabaja un día más a la semana (o dos) considerando los datos anteriores.

Añadir un día más de trabajo desde casa a la semana podría ahorrar 406 toneladas de CO₂ diarias en Madrid o 612 toneladas en Barcelona, es decir, estaríamos reduciendo un 3% de las emisiones del transporte de viajeros en estas ciudades. Una cantidad que podría alcanzar un 5-6 % si añadimos 2 días por semana en vez de uno.

Algunas claves sobre cómo vamos al trabajo

A primera vista, un 3% puede parecernos poco. Sin embargo, estamos hablando de importantes cantidades de CO₂ que se podrían ahorrar con un solo día más a la semana: una medida de bajo coste, cuya implementación ya se ha visto acelerada por la pandemia y que, en un escenario de emergencia climática, contribuiría a acercarnos a los objetivos del Acuerdo de París.

Pero más allá del titular, si analizamos en profundidad podemos aprender mucho sobre el actual modelo:

  • El automóvil tiene un enorme impacto sobre las emisiones, pues casi todo es diésel o gasolina. En cambio, el transporte público hace un uso mucho más eficiente de la energía, ya que en los viajes al trabajo se emplean más modos ferroviarios eléctricos como metro, tranvía o Cercanías. Por descontado, quienes van a trabajar andando o en bici no generan impacto climático alguno.
  • La dispersión urbanística y el alejamiento de los centros de trabajo obligan a mucha gente a depender del coche para moverse, disparando sus emisiones. Este factor explica por qué Barcelona puede ahorrar más emisiones de CO2: allí se producen más desplazamientos entre municipios de la periferia, que se realizan principalmente en coche. En cambio, en la Comunidad de Madrid el núcleo de la capital, donde predomina el transporte público, tiene un mayor peso en el conjunto de los viajes.
  • El 60% de las emisiones evitadas se concentran en la población de 35 a 55 años. Se trata de la población con mayor tasa de empleo, la que trabaja en puestos más cualificados y la que más usa el automóvil, por lo que también es la que más puede dejar de contaminar si trabajasen más desde casa.
  • Los hombres pueden contribuir más a la reducción de emisiones que las mujeres, ya que éstos no sólo utilizan mucho más el coche para ir a trabajar sino que, además, las mujeres se implican más en desplazamientos no ligados al trabajo en su día a día (como suministros, colegios, cuidados…) los cuales siguen siendo necesarios realizar incluso si se teletrabaja.

El teletrabajo es una pieza más para transformar el transporte

No podemos pasar por alto que, según nuestro estudio, esta solución no será factible para todas las personas: una mayoría seguirá necesitando desplazarse a diario hasta su lugar de trabajo. Desde una perspectiva medioambiental, sin embargo, son precisamente los grupos con altos ingresos los que tienen la oportunidad de teletrabajar más, y los datos nos dicen que utilizan mucho más el coche particular y con distancias más largas.

Desde Greenpeace consideramos que el teletrabajo forma parte de un conjunto de soluciones para garantizar una movilidad asequible y respetuosa con el medio ambiente a todas las personas, con medidas basadas en 3 niveles:

  • PRIMERO: El viaje más eficiente es el que no se realiza. Promover el teletrabajo, evitar los viajes largos, o fomentar un urbanismo de proximidad que nos permita tener servicios públicos al alcance son medidas esenciales para reducir el impacto sobre el clima.
  • SEGUNDO: cambiar nuestra forma de movernos. Andar o ir en bici son las formas más eficientes, saludables y accesibles de moverse, y por eso pedimos más zonas peatonales y vías ciclistas en nuestras calles. Para distancias más largas, necesitamos contar con una red de transporte público robusta y competitiva en tiempo y comodidad, que nos permita prescindir del coche en nuestro día a día.
  • TERCERO: mejorar nuestros modos de transporte hacia sistemas cero emisiones, fomentando la electrificación y acabando con los combustibles fósiles, en línea con los objetivos del Acuerdo de París.

Este enfoque de reducir-cambiar-mejorar es la base de la transformación que proponemos para nuestro modelo de transporte. Si conoces las tres “R’s” de los residuos, seguro que esto te será fácil de recordar. El teletrabajo nos puede ayudar mucho a rebajar las horas punta y las emisiones del transporte, pero sin olvidar que necesitamos dar la vuelta al sistema para garantizar una movilidad compatible con una sociedad justa y resiliente.

Adrián Fernández Carrasco - autor del blog.
Adrián Fernández Carrasco
Ingeniero de Obras Públicas, especializado en Transporte, y Máster en Movilidad y Seguridad Vial por la Universidad Politécnica de Madrid. Responsable de la campaña de Movilidad en Greenpeace España. Twitter: @adri_fc
40 posts

¡ Comparte !


Comentarios

10 comentarios
Talía Lino 09/03/2021

¡Me encanta esta posibilidad! Ojalá consigamos voluntad de llevarla a la práctica, creo que es muy posible. En mi caso, haber entrado más a fondo al mundo del teletrabajo, me suma beneficios.

Responder
Greenpeace España 09/03/2021

¡Pensamos igual! Gracias por comentar Talía :)

Enrico 09/03/2021

Voluntad esa es la palabra, desgraciadamente falta la voluntad política para ponerlo en práctica. En julio se hizo un borrador de ley, pero hasta el momento no se ha vuelto a retomar este tema como prioridad...como siempre cuando se trata de temas relacionados con el medioambiente, este gobierno promete y no mantiene...y quién les obligará?

Heike 09/03/2021

En mi empresa, a la petición de poder trabajar parcialmente desde casa, que sería perfectamente compatible con mi puesto de trabajo, se me ha contestado que hay que es muy complicado, que hay que hacer un tipo de contrato para poder teletrabajar. Con esto ya me callaron a la primera, pero pregunto: es verdad que hay que hacer modificaciones en el contrato laboral, o hacer algún tipo de contrato añadido? Alguien lo sabe?

Responder
Laura 09/03/2021

Hola Heike, se de alguien que te puede responder a tu pregunta y asesorarte gratuitamente. Cada miércoles a las 19h en este canal de YouTube hacen asesorías laborales, yo he asistido a varias y se habla mucho de este tema. https://youtube.com/channel/UCsPpL3rdunUc0YUB5p77eFg

Si tines cuenta de Facebook o de Instagram puedes hacerles llegar tu paregunta antes de ese día buscando o cuellilargo o bien cuellilargx. También puedes hacerles la pregunta en directo pero primero suelen contestar a las que han recibido con antelación. Si no les da tiempo te la responderían en el directo del siguiente miércoles.

Suerte!

Laura Z 29/03/2021

eres miembro del Consejo y sabes que el grupo de Trabajo por el Teletrabajo estudió este tema en profundidad. Te podemos remitir al Real Decreto que aprobó el Gobierno en Septiembre

Bonnie Vargas 10/03/2021

Muchas Gracias por la excelencia en la investigación y la forma didáctica y sencilla de transmitir los datos, lo que puede ser transmitido en la difusión para generación de consciencia a todo nivel y en toda escala. Saludos y Felicidades - Unidad por un Planeta limpio y su Naturaleza respetada -

Responder
Greenpeace España 10/03/2021

Gracias Bonnie 😊

Ana 13/10/2021

Una información muy interesante y un cambio fundamental para lograr reducir las emisiones de CO2 y la contaminación atmosférica. Hay que seguir impulsando el cambio cultural de la empresa para lograr que esta práctica se extienda!

Adicionalmente revisando los datos, creo que hay un error en la equivalencia de árboles. Unas 1000 tCO2 equivalen a las emisiones absorbidas por unos 16mil árboles (durante 10 años) pero no 16 millones. Pero no se si quizás se me está escapando algo

Responder
Greenpeace España 13/10/2021

¡Gracias Ana!

¡ Comparte !