¿Tenéis información sobre construcción sostenible?

Cada vez es mayor la necesidad y la demanda social por la aplicación de criterios de construcción más respetuosos con el medio ambiente y la creciente utilización de energías y recursos renovables.

Aunque por las características del trabajo en la organización no nos centramos de manera específica en este tema, Greenpeace, como norma, considera que deben seleccionarse aquellos materiales más naturales, obtenidos localmente, y no recomienda un material alternativo frente a otro. Greenpeace defiende el consumo de madera, corcho y otros productos forestales, ya que la madera es un recurso renovable, mucho más ecológico que otros materiales tóxicos (como el PVC) o cuya producción es más cara y contaminante (aluminio, hierro, cemento, etc). La madera es un almacén natural de carbono y su consumo responsable favorece el desarrollo socioeconómico de las poblaciones locales.

Cuando mencionamos la madera como alternativa, nos referimos a la madera de especies arbóreas obtenidas localmente mediante sistemas de gestión forestal respetuosos con el medio ambiente (pino, encina, castaño, roble, nogal...), y siempre que se utilicen para su tratamiento y conservación, ceras, pinturas o barnices no contaminantes.