¿Tenéis información sobre contaminación electromagnética?

A pesar de que desde Greenpeace actualmente no se trabaja en ninguna campaña sobre este tema, sí que disponemos de cierta información.

El impacto sobre la salud de los campos electromagnéticos (CEM) que generan las líneas de alta, media y baja tensión es un problema sobre el que se vierten grandes dudas y que es muy discutido en los circuitos científicos.

Al margen de la controversia científica, existe el problema social que supone la presencia de líneas eléctricas próximas a viviendas humanas, como es el caso en algunos municipios en toda la península.

En este tema, como en muchos otros casos, se debería aplicar el principio de precaución. Si existe una duda razonable de que los CEM producidos por líneas eléctricas provocan impactos negativos sobre la salud, conviene actuar en consecuencia y tomar medidas que eviten el problema.

En la actualidad hay bastante polémica al respecto y se han creado plataformas ciudadanas.