Entrada de blog por Adrián Fernández Carrasco - 21-09-2021


¿Qué hemos aprendido estos meses sin coches?

Mañana es el Día Mundial Sin Coches y nos recuerda que unas ciudades con menos coches son más habitables. Porque cuando baja el tráfico, hay menos contaminación y menos atascos. También se reduce el ruido y baja el número de atropellos.

Sin embargo, parece que se acabó la tregua y más que Día Mundial Sin Coches, mañana será el Día Mundial de la Peligrosa Recuperación del Coche. Según nuestro último análisis, el tráfico rodado en las ciudades españolas ya se acerca peligrosamente a los niveles de 2019. La semana pasada saltó la alerta: la hora punta en Madrid registró un 99,6% del tráfico respecto a un día equivalente. Y durante la semana tanto Madrid como Barcelona superan el 90% de tráfico respecto a 2019.

Esta recuperación del coche no tiene su reflejo en el transporte público, que todavía lo hace lentamente, situándose al 70% de la demanda habitual. Así que nos encontramos en un “día mundial sin coches” con los mismos coches que antes y con menos personas viajando en un transporte público que, recordemos, es fundamental para la sostenibilidad de las ciudades.

Por eso, en el Día Mundial Sin Coches aprovechamos para lanzar una advertencia: si nuestras ciudades vuelven a tener el mismo tráfico que antes (¡o más!) podemos sufrir un invierno nefasto en contaminación. Y es que debido a la influencia de la meteorología, noviembre y diciembre son meses donde los picos de contaminación son más habituales por el efecto de la inversión térmica.

 

5 motivos que explican la recuperación del coche

No existe un único motivo que explique porqué el coche se ha recuperado más rápido que el transporte público, sino que es una combinación de diferentes factores.

1. Hay menos atascos

La mayoría de las personas reconocen que utilizan el coche para tardar menos. Como los atascos han bajado por el descenso generalizado de la movilidad, se tarda menos en coche mientras que el tren o el metro tardan lo mismo que antes.

2. Es más fácil aparcar

Estos meses también está siendo más fácil aparcar en el lugar del destino. El aparcamiento es uno de los principales motivos que animan a utilizar el coche.

3. La falsa sensación de inseguridad frente al contagio

Una gran parte de la población reconoce que ha cambiado sus hábitos por miedo a contagiarse, a pesar de las medidas de desinfección y ventilación y a que los datos indican que el transporte público no es una fuente masiva de contagio.

4. La recuperación de la movilidad laboral

El fin del teletrabajo y la recuperación de la actividad laboral está haciendo que los perfiles y franjas de edad que más utilizan el automóvil recuperen antes su actividad; mientras que los viajes de estudios o de la tercera edad, donde predomina el transporte público, siguen siendo reducidos.

5. Más turismo nacional y menos internacional

Un factor relevante en las ciudades más turísticas. Este verano el turismo internacional sigue de capa caída, pero nuestras ciudades han recibido más turismo local, que en su mayoría vienen en vehículo particular. Una vez en el lugar de destino, se mueven más en coche.

En nuestro análisis completo se desarrollan las diferentes hipótesis, incluyendo los datos y fuentes en los que se apoya cada una.

diasincoches

Acción de Greenpeace en Sevilla exigiendo restricciones al tráfico rodado

Zonas de Bajas Emisiones para frenar el tráfico

En cualquier caso, necesitamos medidas inmediatas para evitar volver a los episodios de contaminación. Por eso seguimos demandando la implantación inmediata de las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) en 150 ciudades, tal y como marca la Ley de Cambio Climático.

Ya el pasado mes de abril, nuestros activistas reclamaron al alcalde de Sevilla que activase el ‘Plan Respira’ (antes Plan Centro, suspendido desde 2011). Y el pasado viernes hicimos la misma petición al alcalde de Vigo, que aún no ha elaborado una propuesta de ZBE. Y eso a pesar de que la FEMP, presidida por él mismo, ha elaborado una guía donde anima a la implantación de estas zonas. Debería predicar con el ejemplo, ¿no?

Porque no todas las ciudades trabajan para tener menos coches. Ya hemos visto cómo Madrid acaba de rebajar Madrid Central permitiendo 45.000 coches más al centro y poniendo más dificultades a la bicicleta.

Tenemos que evitar que los alcaldes y alcaldesas menos comprometidas hagan trampas para cumplir con una Ley de Cambio Climático bastante poco ambiciosa de por sí. Por eso estamos exigiendo al Gobierno de España que desarrolle un reglamento de Zonas de Bajas Emisiones. Solo fijando unos criterios estrictos y de obligado cumplimiento conseguiremos que las ZBE sean efectivas y mejorar así el aire que respiramos.

 

¡FIRMA PARA ACELERAR EL CAMBIO EN TU CIUDAD!

#REinventaLaCiudad: Pide ciudades más verdes

Adrián Fernández Carrasco - autor del blog.
Adrián Fernández Carrasco
Ingeniero de Obras Públicas, especializado en Transporte, y Máster en Movilidad y Seguridad Vial por la Universidad Politécnica de Madrid. Responsable de la campaña de Movilidad en Greenpeace España. Twitter: @adri_fc
40 posts

¡ Comparte !


Comentarios

2 comentarios
Juan Carlos Otazu Pipaòn 21/09/2021

Por una ù otra razón seguimos convirtiéndonos en dependientes de la automoción , o llegan pronto los vehículos no contaminantes , o seguimos abocados-as a acelerar nuestro exterminio , nos hemos perdido el respeto a nosotros-as mismos-as , trasladándolo a todo lo que nos rodea , los vehículos son un claro exponente de nuestra dependencia .

Responder
Greenpeace España 22/09/2021

😔

¡ Comparte !