03-02-2021

Necesitamos a la sociedad civil

Estamos ante una oportunidad única para transformar el sistema, pero este cambio no se puede gestionar sin la coparticipación de la sociedad civil.

Movilizaciones por el clima en 2019. ©Greenpeace/Pedro Armestre

La transformación verde y justa del sistema es un reto complejo, con múltiples interdependencias cambiantes que ninguna de las partes involucradas es capaz de resolver sin la intervención del resto. Las estructuras y políticas gubernamentales actuales están mal adaptadas para abordar desafíos complejos caracterizados por la interdependencia, por lo que se requiere un replanteamiento en la formulación de las políticas, que adopte una visión más sistémica de los problemas y un enfoque inclusivo y holístico.

La transformación verde y justa del sistema es un reto complejo, con múltiples interdependencias que varían continuamente y que ninguna de las partes involucradas es capaz de resolver sin la intervención del resto. Es cierto que las estructuras y políticas gubernamentales actuales están mal adaptadas para abordar este tipo de desafíos, por lo que se requiere un replanteamiento en la formulación de las políticas, que adopte una visión más sistémica de los problemas y un enfoque inclusivo y holístico.

En una perspectiva de innovación sistémica, personas consumidoras, ciudadanía, organizaciones de la sociedad civil, personas expertas, empresas privadas o grupos de interés son esenciales a la hora de generar soluciones innovadoras.

Desde este punto de vista, como sociedad civil reclamamos no solo conocer dónde y a quién se van a destinar las inversiones públicas y los rescates de la crisis originada por la COVID-19, sino también una participación más activa en el codiseño y en la elección de los proyectos que se realicen.

Es necesaria la participación directa de la ciudadanía a través de órganos competentes como las Asambleas de Cambio Climático o el recién creado Consejo de Desarrollo Sostenible y creando nuevos canales de participación. Tal y como define la propia Comisión Europea, con el enfoque de innovación social la participación e interacción entre personas es incluso más importante que los resultados en los cambios sistémicos a los que nos enfrentamos.

Más información en el informe completo "Darle la vuelta al sistema. Un 4,8% del PIB para entrar en números verdes".