Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

22-01-2020

Conclusiones del análisis

Es fundamental señalar previamente que el pleno cumplimiento de la legislación obligaría a las empresas a alcanzar el 100% en cada una de las dimensiones. Es obvio que para poder hablar de que la ley está siendo aplicada correctamente hay que cumplirla totalmente. No basta con hacerlo un poco o a medias.

Ninguna empresa cumple plenamente con la Ley 11/2018 de información no financiera y la media no supera los 35 puntos sobre 100

Desde esta perspectiva, ninguna empresa cumple plenamente con la Ley 11/2018 de información no financiera y la media no supera los 35 puntos sobre 100. Todo ello a pesar de que la información evaluada ha sido principalmente la ofrecida por las propias empresas.

Central Térmica de Carboneras

Así las cosas, de los análisis se deriva que:

  • El sector empresarial español no evalúa correctamente el impacto de su actividad económica ni sus políticas orientadas a la reducción de emisiones.
  • Las peores empresas en relación a la Ley 11/2018 son las cárnicas (Casa Tarradellas, Campofrío y El Pozo) y las del sector aéreo (Iberia y Air Europa).
  • Siete empresas no superan los 20 puntos: Iberia (IAG), Air Europa, Cortefiel (Tendam), Mango, El Pozo (Grupo Fuertes), Campofrío (SIGMA) y Casa Tarradellas, ya que la cantidad y calidad de la información que aportan es poco significativa.
  • Las dos mayores entidades financieras españolas, el Santander y el BBVA, se encuentran por debajo de los 25 puntos sobre 100.
  • Las empresas cotizadas obtienen una puntuación media mayor (39,80 puntos sobre 100) que las no cotizadas (22,03 sobre 100).
  • Lo que mejor se reporta en general es la Política y Sistema de Gestión (41,12 puntos sobre 100) y Energía (39,95 puntos sobre 100).
  • Por el contrario, las áreas en las que las empresas aportan los niveles más pobres de información son Contaminación atmosférica, acústica y lumínica (14,21 sobre 100) junto con Cadena de Suministro (27,05 sobre 100).
  • Como era esperable, las empresas más vigiladas y fiscalizadas por su gran capacidad contaminadora y generadora de cambio climático son las que ofrecen más información: Iberdrola, Endesa, Naturgy, Repsol y Cepsa.
  • En general no se informa sobre cómo aplican el principio de prevención y precaución ni de los riesgos de su actividad en los países donde operan.
  • Hay una falta de adecuación de las metodologías de medición relativos al medioambiente respecto al impacto real de la actividad empresarial. La información aportada en los EINF carece de una visión crítica.