Usamos cookies para mejorar tu experiencia.
Entendemos que estás de acuerdo si sigues navegando.

Entrada de blog por Luís Ferreirim - 23-09-2020


La ganadería industrial alimenta la emergencia climática

La tremenda pandemia en la que estamos inmersos no nos está dando tregua, pero no nos podemos olvidar de otros desafíos igualmente importantes, como es la crisis ecológica, que además tiene una relación estrecha con lo que estamos viviendo. Porque la salud del planeta es nuestra salud.

Entre 2007 y 2018, la producción de carne, lácteos y huevos en la UE se incrementó un 9,5%, según los últimos datos de la FAO. Como no podía ser de otra forma, este incremento supuso también un aumento del 6% de las emisiones totales de la ganadería, según los cálculos realizados por Greenpeace. La gran responsable es la ganadería industrial, que lleva acompañado un aumento exponencial del consumo interno y de las exportaciones.

Macrogranja de cerdos en Alemania.
Un cerdo en una macrogranja de Alemania. © Greenpeace

España está en el podium en ambos aspectos, ya que es el país de la UE donde más carne se consume, muy por encima de las recomendaciones para una alimentación saludable y sostenible; además, es el tercer exportador mundial de carne de cerdo. En 2016 se sacrificaron 886.241.446 animales en nuestro país, más que personas hay en toda la UE. Casi 1.700 al minuto.

Producir mucho, rápido y barato es el mantra del modelo industrial. Las consecuencias no importan. Y eso que están a la vista. Cuanto más ganado haya, más emisiones, más deforestación, más contaminación del agua, más maltrato animal y más malestar en los pueblos habrá. Además, cuanta más carne se consuma, nuestra salud empeorará. La ganadería industrial es un modelo abominable.

Dentro de la UE es el sector lácteo el mayor responsable de las emisiones, el 33% del total, seguido de la producción de carne de cerdo, que representa el 26%. ¿Cómo es posible entonces que en una situación de emergencia climática en España se plantee una macroexplotación de vacuno de leche como la de Noviercas o que casi cada día se ponga sobre la mesa un nuevo proyecto, o ampliación, de una macrogranja de cerdos? Sin duda, vamos directos al desastre.

La radiografía del sector agrícola español que se hace en el borrador de la Estrategia de Descarbonización a Largo Plazo 2050 del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico deja bien clara la contribución de la ganadería al cambio climático. El sector agrícola es responsable ya de un 12% de las emisiones totales, siendo la ganadería la responsable del 67% de estas. Del análisis que se hace en este documento constatamos que España es el cuarto país de la UE con más emisiones procedentes de la ganadería, pero el primero en cuanto a emisiones que proceden de la gestión de estiércoles. ¿Por qué será? Bingo. Sí, por la cantidad de macrogranjas, en particular de cerdos.

Los graves problemas que genera la ganadería industrial solo tienen una solución: abandonar este modelo, adoptar una dieta de salud planetaria y apoyar una ganadería ecológica y extensiva, que suministre a aquellas personas que lo deseen, la cantidad recomendada de alimentos de origen animal. Y así también mantener un mundo rural vivo.

¡Basta de destrucción ambiental causada por la ganadería industrial!

Luís Ferreirim - autor del blog.
Luís Ferreirim
Licenciado en Filosofía por la Universidade Nova de Lisboa. Post-grado en Filosofía de la Naturaleza y del Medio Ambiente por la Universidade de Lisboa. Responsable de la Campaña de Agricultura en Greenpeace España. Twitter: @LFerreirim
46 posts

¡ Comparte !


Comentarios

11 comentarios
Bonnie Vargas 23/09/2020

La humanidad debería estar agradecida con reconocimientos al trabajo de investigadores como Luis, Gracias por dar el fundamento científico para de alguna manera, sumando grano de arena a grano de arena, se pueda crear conciencia sobre el real impacto desastroso y suicida de actividades humanas totalmente innecesarias, ya que para empezar, el humano no precisa matar y comerse a otros mamíferos ni animales para vivir, tiene todo a su alcance para una vida saludable, llegando a lo cierto de que el consumo de animales y sus derivados es únicamente por acumulación de riqueza a costa del sufrimiento espantoso de Seres indefensos y sobre todo, de la destrucción del planeta y su naturaleza que termina matando también de forma cruel por el sufrimiento a millones de Seres humanos a través de enfermedades, migraciones, desplazamientos (ambientales), refugiados y largo etc.. Gracias por tu trabajo Luis.

Responder
Greenpeace España 07/10/2020

Millones de gracias por tus palabras Bonnie

Carlos 23/09/2020

Compartiendo la propuesta, el enfoque me parece de un supremacismo especista abominable.
Pensar que nuestra relación con el entorno ha de suscribirse a meros intereses o conceptos racionalistas, aislados de sentimientos, me parece, además, una visión patriarcal de la vida, justo lo que nos ha llevado a donde estamos, al borde del abismo de la extinción, tras un camino de sufrimiento y esclavitud

Responder
Paco Payá Pons 23/09/2020

Estoy convencido de que la situación que esta la ganadería; poco a poco nos daremos cuenta del mal que estamos haciendo a la naturaleza y a nosotros mismos por el consumo de esa carne; ya de por si contaminada por hormonas, piensos de engorde, antibióticos, etc., Pero claro, nos tenemos que darnos cuenta por nosotros mismos, porque si nos ponen restricciones, a lo mejor aun seria peor.
Creo que es ser humano va a cambiar la conciencia y el modo de actuar en general y comenzaran mas a cuidar al planeta y a ellos mismos también.
Nos creemos que una dieta vegetariana es una dieta que le faltan los nutrientes y vitaminas necesarios o que es una dieta sosa; y eso se piensa solamente por el desconocimiento.
Me despido con una frase que dijo Leonardo da Vinci; llegara un día en que los hombres serán juzgados por la muerte de un animal. Como hoy se juzga el asesinato de un hombre. Llegara el tiempo en que comer carne sera condenado...

Responder
Greenpeace España 07/10/2020

Gracias, Paco

Jaionne Ampudia del Moral 23/09/2020

Justicia

Responder
Greenpeace España 21/10/2020

💪

jorge 23/09/2020

es imprescindible concienciar a la población de no consumir tanta carne, y al mismo tiempo de hacer un consumo sostenible con respecto a todos los alimentos en general ya que en las basuras de muchas casas se desperdician muchos alimentos y en los restaurantes etc etc, empezando por los colegios creando asignaturas que formen adecuadamente a los escolares

Responder
Greenpeace España 07/10/2020

¡Conciencia sobre todo!

Rebecca 26/09/2020

Consumir carnes a dia de hoy es lo peor, crian a los animales hacinados y con productos quimicos para que engorden y todo esto lo consume el ser humano e incluso para piensos de animales. De ahí provienen por desgracia muchas enfermedades

Responder
Greenpeace España 07/10/2020

😟

¡ Comparte !