Casi la mitad de las aguas subterráneas que se encuentran en nuestros acuíferos están contaminadas. Para la mayoría de ellas ya no hay solución. ¡Urge salvar el resto!

El
44%
de nuestros acuíferos están en mal estado y son prácticamente irrecuperables
Más del
20%
del agua de nuestro país está contaminada por nitratos procedentes de la ganadería industrial
La industria química vierte más de
1.000
sustancias nuevas al año al medioambiente

El problema

La contaminación del agua amenaza seriamente el abastecimiento humano (algunos pueblos de España ya no tienen agua potable), la producción de alimentos y la supervivencia de muchos de los ecosistemas peninsulares. Las causas de esta contaminación son diversas y se pueden agrupar en:

Vertidos urbanos. En muchos casos es el principal causante de la pérdida de calidad y degradación del medio hídrico. Todavía existen decenas de municipios y ciudades que no depuran convenientemente sus aguas. El Tribunal de Justicia de la UE ya nos impuso una multa millonaria por este motivo. Es creciente la presencia de microplásticos, fármacos y otros productos químicos de síntesis.

Vertidos industriales. Desde que comenzó el desarrollo de la industria química, se calcula que se han diseminado en el medioambiente unas 100.000 sustancias (1.000 nuevas cada año). El conocimiento sobre su impacto es escaso o nulo por lo que es urgente adoptar el principio de precaución y abandonar el actual modelo centrado en lo que llamamos soluciones de “final de tubería”.

Vertidos agropecuarios. La contaminación difusa que está generando el creciente modelo agropecuario industrial es insostenible debido fundamentalmente al aumento de macrogranjas (y los desechos del ganado estabulado como nitratos y amoniaco) y al empleo generalizado en agricultura de plaguicidas y otros productos fitosanitarios así como de fertilizantes sintéticos que se filtran en la tierra hasta llegar a los acuíferos de áreas cada vez más extensas del país. Los antibióticos utilizados en la ganadería industrial son un problema emergente al cual no se está dando atención.

La solución

Atajar el problema de la contaminación del agua es urgente porque afecta directamente a la disponibilidad de agua que tendremos en el futuro. Y para hacerlo nos tenemos que ir al origen de sus causas.

Para eliminar la contaminación producida por los vertidos urbanos el primer paso que tienen que dar los municipios es cumplir con la normativa legal vigente y poner en marcha buenos sistemas de depuración del agua.

La industria química tiene que hacerse responsable de depurar sus vertidos, y aplicar las técnicas más avanzadas de producción limpia con el fin de no generar sustancias peligrosas. Por su parte, las administraciones deben aumentar los controles en la vigilancia de las emisiones de sustancias peligrosas a las aguas y aplicar las sanciones correspondientes para que esto no se siga repitiendo con total impunidad.

Y en el plano de la ganadería, una de las principales causas de contaminación del agua por nitratos, es urgente establecer una moratoria a la ganadería industrial que evite la proliferación de este modelo ganadero tan dañino para el planeta. En el ámbito de la agricultura hay que reducir drásticamente el uso de fertilizantes y plaguicidas sintéticos. Urge una transformación del sistema hacía la agroecología.

Greenpeace agua contaminada

Qué estamos haciendo

Trabajamos para reducir las presiones sobre el medioambiente y lograr la transformación del sistema destructivo y depredador, como el predominante, con la puesta en marcha de alternativas más sostenibles que reduzcan el consumo de agua y su contaminación, como es el caso de la agroecología. También presionamos a las administraciones para que hagan un control adecuado y se mejoren las legislaciones más permisivas y a las empresas para que cumplan la legislación vigente y dejen de verter sustancias tóxicas a ríos, mares y acuíferos.

Además, hemos promovido la creación de la Red Ciudadana de Vigilancia de la Contaminación del Agua por Nitratos que, con la ayuda de unos dispositivos medidores, comprueban la concentración de nitratos en las aguas. Los resultados de esas mediciones se visualizan en este mapa.

Contaminación del agua: qué puedes hacer

Qué puedes hacer tú

¡Actúa con tu consumo! Reduce tu consumo semanal de carne a unos 300 gr y de leche a unos 1.750 gr y consume productos ecológicos, locales y de temporada, esto contribuirá a debilitar el modelo de ganadería industrial en favor de uno más sostenible con el planeta. Ten cuidado con los productos químicos que empleas en casa, vigila su toxicidad en el medio ambiente. Presiona a las administraciones para que garanticen el abastecimiento presente y futuro del bien más necesario que tenemos: el agua

¡Súmate a Greenpeace! Sé parte de nuestra organización para exigir una mayor vigilancia en los vertidos que acaban en nuestras aguas. ¡Pincha aquí para unirte a Greenpeace!